PicRecetas/Recipes·VideoRecetas

Pastelitos de Patata

¡Hola-la dolces!

Lo primero muchas gracias por todas las visitas al cocido de la familia García. Parece que os ha gustado y eso me hace retequetefeliz 🙂 porque como ya sabéis era un post muy especial para mí.

Cambiando de tema, llevo unas semanas muy muy locas, intentando organizarme lo mejor posible (casi lo consigo) y metida de lleno en las recetas de Semana Santa, pero antes de que lleguen, una receta súper fácil con ingredientes que todos tenemos en casa, ¡así que manos a la obra!. Este plato es ideal como acompañante en un plato principal.

 

Podéis cambiar el tipo de queso por otro rallado que tengáis en casa y si gustáis cambiar el jamón por bacon, ¡exitazo asegurado!.

Ingredientes:

400 g. Patatas cocidas
1 cda. Mantequilla
Media cebolla pochada
75 g. Jamón cocido
1 Huevo
1 cda. Leche
Pan rallado
Queso parmesano rallado
Sal y pimienta negra
Perejil fresco para decorar

¡Manos limpias y a cocinar!

1. Ponemos en un bol la patata y la aplastamos con un tenedor hasta hacerla puré.

2. Agregamos la mantequilla a temperatura ambiente y la mezclamos con la patata.

3. Incorporamos la cebolla pochada, integramos bien. También añadimos el jamón y el huevo, batimos y mezclamos de nuevo.

4. Por último, salpimentamos y añadimos la cucharada de leche. Mezclamos todo bien por última vez.

5. Forramos la bandeja del horno con papel vegetal, y ayudándonos con un corta pastas o aro de emplatar colocamos en el fondo un poquito de pan rallado y a continuación un par de cucharadas de nuestra mezcla. Aplastamos bien y desmoldamos. Repetimos el proceso hasta acabar con la mezcla.

6. Coronamos nuestros pastelitos con el queso rallado y horneamos a 200 º entre 15/20 minutos o hasta que estén doraditos.

Servimos acompañados del perejil fresco.

¿Te pierdes en algún paso? Mejor ve la video receta aquí.

Espero que os haya gustado la receta y la preparéis, un abrazo very dolce.

Mery

PicRecetas/Recipes

Cocido de la familia García

¡Hola- la dolces!

Creo que este es uno de los post con más cariño que voy a escribir en este blog. Llevo muchos años queriendo hacer esta receta que tanto significado tiene para mí: el cocido de la familia García. #pasiónporelcocido

La familia García es mi familia materna, mi madre, yo soy toda García y un poquito Olmedo.

Recuerdo siempre y guardo en mi memoria fotográfica un día tomando un plato de sopa rebosante de cocido de mi abuela en un plato de esos que están en todas las casa de abuela: de cristal transparente con onditas en el filo. Y recuerdo ese sabor intenso y ese caldo tan puro, consistente y exquisito.

Mis tías y mi madre siguieron preparando aquel cocido tan sencillo que a mí siempre me ha vuelto loca y hoy en día, para mí el mejor cocido del mundo sigue saliendo de las manos de mi tía Mari. Siempre que la llamo para subir a comer ya sabe que la voy a pedir….

Como os decía es un cocido muy sencillo, pero de un sabor muy peculiar, de esos que nunca se olvidan. Debe ser parte del ingrediente secreto: el famoso muñón de oveja. Eso sólo lo he probado en el pueblo de mi familia, pero es la clave y el protagonista de esta fiesta y este plato. De resto: huesos blancos de ternera, espinazo, pollo (mi madre a veces ponía gallina), hueso de jamón…. Garbanzos, patata y zanahoria (mi madre por ejemplo también añadía repollo). Pero en el cocido de la familia García nunca encontrarás chorizo ni morcilla.

He preparado este cocido con las mujeres de mi vida de guía, todas ellas, una presente y las otras no tanto, pero siempre en mi mente, siempre inspirándome, las que me han llevado a amar la cocina de esta manera y ha quedado un cocido increíblemente bueno.

Tía Mari, he hecho lo que he podido, el tuyo sigue y seguirá siendo el mejor cocido de todos. Dúrame mucho para seguir disfrutándolo cada invierno.

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS

500 g. Garbanzos de buena calidad
2 Huesos blancos de ternera
Un buen hueso de jamón y un trozo de jamón aparte
1 Hueso de espinazo salado
1 Muñón de oveja
Un cuarto trasero de pollo (yo en este caso le he puesto gallina)
1 Trozo pequeño de tocino
1 Trozo de morcillo de ternera
4 ó 5 Zanahorias hermosas peladas, lavadas y en trozos
6 Patatas peladas y lavadas
Fideo cabellín
Sal

¡Manos limpias y a cocinar!

1. Ponemos el día anterior los garbanzos en remojo.

2. En una olla bien grande ponemos los garbanzos y toda la carne (salvo el pollo si usamos pollo en vez de gallina), cubrimos todo de agua y sazonamos.

3. Tapamos y cocinamos a fuego fuerte vigilando para que antes que rompa a hervir le quitemos todas las impurezas. Una vez rompe a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar a fuego suave durante una hora. En ese momento, añadimos el pollo si lo vamos a usar y dejamos otra hora u hora y media cocinando.

4. En la última media hora, añadimos las patatas y la zanahoria y rectificamos de sal.

5. Sacamos el caldo para la sopa, lo colamos y hacemos la sopa al gusto (en nuestra familia nos gusta espesita por lo que ponemos bastante fideo).

6. Tomamos el cocido de tres tientos: sopa, luego los garbanzos, patata y zanahoria que se pueden aliñar con aceite, aceite y vinagre o con el poner un poquito del propio caldo como hago yo, y por último la carne.

Espero que os haya gustado este post y lo preparéis. Un abrazo very dolce.

Mery

Picrecetas Dulces-Postres/Desserts·PicRecetas/Recipes·VideoRecetas

Panna Cotta de Fresas

¡Hola-la dolces!

Me encanta preparar postres con fresas ya que es de mis frutas favoritas. Y si juntamos la delicadeza de la panna cotta con esta maravillosa fruta tenemos el postre perfecto.

Aunque sólo veáis dos vasos (por el tema estético-fotográfico lo repartí en estos dos vasos porque me gustaban, pero un vaso vale para dos personas), las cantidades son para 4.

INGREDIENTES para 4 personas

200 ml. Nata
50 ml. Leche
80 gr. de azúcar
85 gr. Gelatina de fresa (1 sobre) o 5 Hojas de gelatina neutra
250 g de fresas limpias
Fresas , pistachos y mermelada para adornar

¡Manos limpias y a cocinar!

1. En un cazo calentamos la leche con el azúcar.

2. Mientras, trituramos las fresas limpias con la leche.

3. Retiramos del fuego el cazo y agregamos el sobre de gelatina o las hojas de gelatina previamente hidratadas. Mezclamos bien, incorporamos las fresas trituradas y mezclamos de nuevo.

4. Repartimos la mezcla en vasos o el recipiente que mñas os guste y llevamos a la nevera mínimo 4 horas.

5. A la hora de tomar nuestras panna cottas decoramos con fresa, mermelada y pistachos.

¿Te pierdes en algún paso? Mejor ve la video receta pinchando aquí.

Espero que os haya gustado la receta y la preparéis. Un abrazo very dolce.

Mery

Degustabox·PicRecetas/Recipes·Post Patrocinados / Colaboraciones·VideoRecetas

Almond Crusted Chicken Wings

¡Hola-la dolces!

Este mes vengo un poquito más tarde que de costumbre con la receta de la cajita del último mes de Degustabox. Elegí las almendras que venían, (riquísimas por cierto) para realizar estas potentes alitas rebozadas en almendras. Un poquito de fritanga al año no hace daño. :p

¿Aún no sabes qué es DEGUSTABOX?

La caja Degustabox, es un kit mensual para poder degustar y disfrutar de nuevos productos de grandes marcas. El contenido de las cajas es sorpresa y todos los meses varía pudiendo encontrar una variedad de productos del gusto de todos. Si quieres saber más, entra en su web y descúbrela. Además con este código VTJXE tendrás un descuento para tu primera caja.
¿A qué esperas?También puedes encontrar a Degustabox en FacebookTwitter y Youtube.

Estos son los productos de la caja de Febrero:

Ingredientes para unas 12/14 alitas:

1 Bolsita de almendras al natural
12/14 Alitas
1 cta. Ajo en polvo
1 cta. Curry en especia
Harina de trigo
2 Huevos
Sal y pimienta negra
Aceite de oliva

Para la salsa:

100 g. Mahonesa casera
1 cda. Miel
1 cda. Curry en especia
1 cda. Orégano
100 g. Mango

¡Manos limpias y a cocinar!

1. Preparamos el rebozado de almendras. Para ello ponemos en el robot de cocina las almendras, el ajo, sal, pimienta y el curry. Trituramos dejando algunos trozos de almendra enteros y reservamos para después.

2. Salpimentamos las alitas, calentamos abundante aceite de oliva para freírlas y las rebozamos: primero las pasamos por harina, luego huevo y por último por el rebozado de almendras.

3. Las freímos a fuego medio-fuerte para que no se nos quemen por fuera y queden crudas por dentro. Las escurrimos el exceso de grasa con papel de cocina.

4. Mientras se fríen las alitas, preparamos la salsa mezclando todos los ingredientes y pasándolos por la batidora.

5. Emplatamos las alitas y servimos la salsa en cuencos.

¿Te pierdes en algún paso? ¡Mejor ve la videoreceta pinchando aquí!

Espero que os haya gustado la receta y la preparéis. Un abrazo very dolce.

Mery